El rector interino, Luis A. Ferrao, y la Decana de Estudiantes, Gloria Díaz Urbina, dejarán a 375 estudiantes en la calle

WhatsApp Image 2018-05-29 at 1.48.25 PMJoshua García Aponte
Estudiante Subgraduado de Sociología
Facultad de Ciencias Sociales
Universidad de Puerto Rico
Recinto de Río Piedras


El pasado 23 de marzo, el rector interino de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras (UPRRP), Luis A. Ferrao, comunicó vía correo electrónico a las residentes de Torre del Norte que dejará en la calle al finalizar el trimestre a las 375 estudiantes que allí residen.

La versión de Ferrao

El rector interino justifica el dejar sin techo al futuro del país alegando la necesidad de una remodelación basada en un informe del año 2015, y otros dos informes que, según Ferrao Delgado, fueron realizados luego del paso del huracán María, pero que no han sido presentados a las residentes, a pesar de haber sido solicitados.

Screen Shot 2018-05-29 at 2.53.25 PM

En expresiones a diversos medios como Noticentro, El Nuevo Día y Metro, Ferrao Delgado ha dicho que las razones puntuales para el cierre son “las condiciones ruinosas y deplorables” de la estructura, principalmente, el asbesto no expuesto (no representa un problema para la salud según el informe) en las paredes norte y sur y la falta de cumplimiento con los códigos de construcción y las reglamentaciones de la Ley para Personas con Discapacidades (ADA, por sus siglas en inglés).

Lo que dice el informe

No obstante, aunque, el borrador del informe del año 2015 reconoce la necesidad de realizar mejoras es mucho más repetitivo y enfático en la falta de mantenimiento y descuido que ha sufrido la edificación en sus 47 años de existencia por parte de la administración de la UPRRP.

Imprescindible destacar que en ninguna de las 64 páginas, que compone la evaluación del informe, se dice que hay que dejar en la calle a las 375 estudiantes que allí residen para realizar las mejoras. Tampoco establece que ¨ya se cumplió su tiempo¨ como expresa el rector interino a la prensa. Todo lo contrario, en la mayoría de sus partes cataloga como ¨buena¨ las condiciones de la vivienda.

Screen Shot 2018-05-29 at 2.53.43 PM

El mantenimiento y reparaciones, que en su mayoría son de limpieza, pintura, cambio de receptáculos, lámparas y mezcladoras, son evidencia de lo negligente que ha sido la administración, encabezada por la Decana de Estudiantes, Gloria Díaz Urbina, y el Decano Auxiliar de Asuntos Estudiantiles, Darwin Marrero Carrer, en brindarle las condiciones más dignas de vivienda a estudiantes empobrecidas.

Y es que, según el informe del 2015, en el año 1993 a la UPRRP se le presentó documentación con recomendaciones muy parecidas, mas, sin embargo, las diversas administraciones han hecho caso omiso permitiendo que la Torre del Norte se deteriore para luego “validar” un cierre caprichoso como el que hoy atenta con las aspiraciones académicas de 375 estudiantes y las de generaciones de nuevo ingreso.

Screen Shot 2018-05-29 at 2.53.58 PM

No hay presupuesto para la remodelación

En entrevista para El Nuevo Día, Ferrao Delgado dijo que para el próximo año el recinto de Río Piedras contará con un presupuesto de 194 millones de dólares, dinero que según él mismo afirmó, solo dará para pagar nómina, agua y luz.

De acuerdo con datos que le suministró la oficina del rector a El Nuevo Día se necesitan 7.5 millones de dólares —fondos que no han sido asignados— para realizar la remodelación, pero con un presupuesto que a duras penas da para pagar nómina, agua y luz la supuesta remodelación es simplemente una mentira.

Quieren dejar sin estudiar a las empobrecidas

La remodelación es solo una excusa para tirar a la calle a las 375 vidas empobrecidas que hoy necesitan la vivienda para proseguir sus estudios. Es un antojo para, como ha afirmado el rector interino, privatizar la residencia mediante una Alianza Público Privada (APP).

Es aquí que comienzan los cuestionamientos y la confirmación de que esto es parte de un plan más amplio que busca quitarle toda oportunidad de ascenso social a las jóvenes empobrecidas del país.

No debe ser casualidad que este cierre, en busca del lucro de los que más tienen, venga acompañado de un alza de más del 100 por ciento en la matrícula, la eliminación de exenciones, el aumento en las cuotas y todas las demás medidas —reducción en las pensiones, cierre de escuelas, eliminación de derechos laborales, entre otros— de empobrecimiento que imponen la Junta de Control Fiscal (JCF), el Gobierno de Puerto Rico y la administración de la UPR.

Vale preguntarse, ¿venderán Torre del Norte y luego la abrirán manos privadas con mensualidades impagables para las estudiantes que menos tienen? ¿Será que solo los que más tienen podrán residir en Torre del Norte?

¿Dónde vivirán las jóvenes estudiantes empobrecidas de este país? Que no solo tendrán que pagar más por estudiar, sino, también, por los peajes, la gasolina, el agua, la luz, la comida, en fin, por todo. ¿Podrán estudiar?

La JCF, el gobierno, el rector interino y Gloria Díaz Urbina contestan que no podrán estudiar y muchos menos tendrán dónde vivir.

Para ellos el quedarse sin techo es solo un “ay bendito” como declaró Ferrao Delgado a El Nuevo Día y por eso, según él mismo, en el pasado no se les ha echado a la incertidumbre de no saber dónde dormir.

Por otro lado, las residentes de Torre del Norte en asamblea decidieron combatir la amenaza de cierre y hacer lo que haya que hacer. Lucharán y propondrán alternativas para salvaguardar su necesidad de vivienda digna. #NoAlCierreDeTorre

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s