OPINIÓN: Silencio de Oro

Por: Juan Camareno, Estudiante de Historia, Atleta de UPRRP y Comunicador del CCE

   Un silencio recorre las canchas deportivas de Puerto Rico, ese silencio que le ha dado la victoria a la Junta de Control Fiscal, a la Junta de Gobierno y al Gobierno central de Puerto Rico, ese silencio de oro que le ha dado paso, no tan solo a la destrucción de la educación pública del país y a la universidad pública como la conocemos, sino también al deporte universitario y al deporte nacional. Ese silencio por parte de la comunidad de estudiantes atletas del sistema UPR y el que me es inconcebible, el silencio de los entrenadores, los directores deportivos y los Departamentos Atléticos del sistema UPR, de cara a lo que podría ser la eliminación de todas exenciones de matrícula para atletas de alto rendimiento que también buscan la  excelencia académica y una carrera profesional.

   ¿Dónde están los entrenadores que día a día nos motivan a “dejar el cuero”, entregar alma, vida y corazón en el campo por nuestros colores y nuestra institución? El sacrificio es la clave para alcanzar la victoria y así como nosotros dejamos nuestra vida en la cancha, nos amanecemos para cumplir con nuestras responsabilidades académicas, me es incomprensible e inaudito el silencio y la poca acción ante las medidas que pretenden implementar en la Universidad y sus efectos a corto, mediano y largo plazo para el deporte nacional ¿Dónde está la repuesta de los directores y los Departamentos Atléticos del sistema UPR? Incluso, ¿Dónde está la respuesta y el apoyo del Comité Olímpico y las federaciones nacionales? No lo sé, solo sé que los y las atletas siempre hemos respondido, siempre hemos soportado sueldos miserables, los pagos atrasados o el competir por amor al deporte sin ninguna compensación. Siempre hemos estado al pie del cañón, les toca a ustedes, directores, presidentes federativos y entrenadores, toca a ustedes responder por los suyos. Les emplazo a oponerse a toda medida que atente contra el deporte universitario.

   El desmantelamiento del deporte universitario, la fuga de talentos y la privatización de oportunidades para las obreras del deporte universitario que al fin y al cabo son quienes nutren las arcas del deporte nacional, no tan solo afectaría a miles sino también al país en general. Olvidamos el rol fundamental del deporte universitario en el desarrollo del deporte olímpico y nacional. Una gran mayoría de los atletas en Puerto Rico dependen de una beca deportiva en instituciones universitarias para subsistir con poco o casi nada y mantenerse entrenando para competir dentro y fuera de la isla

   En fin, sería un cataclismo para el atleta, quien podría terminar optando por emigrar a un lugar donde si valoren su talento deportivo o sumarse a la masa laboral por un salario precario. No es fácil ser atleta de alto rendimiento sin paga, sin beca y sin exención. Y ni hablar de las malas condiciones en las que se encuentran la mayoría de nuestros centros de entrenamiento. 

   Es hora también de que lxs atletas se organicen políticamente, asuman su responsabilidad social y exijan un trato digno. Porque el silencio no es solo administrativamente, nosotros también andamos callados. Es momento de oponernos a que nos quiten todo lo que tenemos, es momento de crear propuestas, no olvidemos que el deporte también es una fuente económica y podríamos utilizarlo a nuestro favor. Emplazo a mis colegas atletas, entrenadores y directores a asumir postura ante la destrucción del futuro deportivo de Puerto Rico.

FullSizeRender (4)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s